[ADOPTA UNA AUTORA] El universo psi-cambiantes Vol.1

Nalini Singh ha creado, en su saga más numerosa, un mundo completamente nuevo, con sus propias reglas y sus propios gobiernos; un mundo en el que los fans de la saga nos encantaría vivir… o no.

Como este universo tiene su aquel, he dividido la explicación del mundo psi-cambiantes en varios post para que no se haga muy largo (y así os podáis enamorar pero bien de cada detallito y cada aspecto y caigáis al hoyo como yo. Je).

Para empezar, ¿qué aspecto tiene? No muy distinto al nuestro en cuanto a geografía. Mantiene las ciudades, países y regiones que existen en nuestro mundo, añadiendo algunas zonas en lugares como bosques o montañas más habitables para los cambiantes, aunque claro, durante la historia los escenarios están sujetos a cambios.

¿Y qué son los cambiantes, os preguntaréis? Son una de las tres razas que conviven en este universo: seres aparentemente humanos pero con características muy especiales; la más importante, su parte animal. Es muy interesante ver cómo son REALMENTE mitad humano y mitad animal y muchos aspectos de la personalidad de los cambiantes están dados precisamente por esto. Por ejemplo, los depredadores son cambiantes más agresivos; los herbívoros son más tranquilos. También, para su personalidad tiene mucho que ver si son dominantes o sumisos.

Puede que estos términos os suenen y la verdad es que su significado no difiere demasiado del que conocemos: a los dominantes les gusta mandar, suelen ser tozudos y cabezotas y, la mayoría de las veces, sobreprotectores e independientes; los sumisos, por el contrario, son mucho más abnegados, sus trabajos están relacionados, sobretodo con el cuidado del clan.

¿Qué es lo que se ve comúnmente en las novelas? Las relaciones dominante-sumiso (dom-sum) o dominante-dominante (dom-dom), siendo el hombre el dominante (menos en las relaciones dom-dom donde ambos lo son). Sin embargo, sé de la existencia de un relato donde hay una relación dom-sum en el que el papel del dominante es el de la mujer. La pareja, por si tenéis curiosidad sobre ella, es la formada por Desirée y Félix.

Aunque pueda parecer todo un poco “machista” o de pensamiento antiguo, nada más lejos de la realidad. Existen clanes con una mujer al mando y siempre SIEMPRE se tiene en mucha estima y valor el papel de la mujer. Además, tampoco se discrimina a aquellas mujeres dominantes, al contrario. Sea cual sea tu condición, el clan te potenciará y te dará opciones para que tanto tu animal como tú seáis felices y os sintáis útiles.

Y esto es algo muy importante.

Para los cambiantes, el clan no es solo un grupo de personas que conviven en un mismo lugar. El clan es familia, hasta el punto de que todos los miembros se conocen, todo acontecimiento de cualquiera es una fiesta. Y por supuesto, todo lo que pasa en el clan es como si le pasase a sus miembros. Todos se cuidan, todos se respetan y todos quieren ser útiles de una y otra manera. Normalmente (o por lo menos yo no me he encontrado con el caso) no hay ningún problema a la hora de aceptar cómo son y por lo tanto, las tareas que tienen que asumir. Para los cambiantes, lo primero es el clan.

Claro que no todos los clanes son iguales. Algunos son más nómadas, otros sedentarios… e incluso hay familias o individuos que ni siquiera tienen clanes, pero si que están protegidos por el de la zona.

Los clanes cambiantes con más relevancia dentro del universo de Nalini Singh (al menos hasta donde he leído) son los SnowDancer (¡¡mis bebés!!) y los DarkRiver, ambos clanes de depredadores, el primero de lobos y el segundo de leopardos. A medida que van pasando los libros, se van conociendo la existencia de distintos clanes como el de las ratas o el de halcones (el cual me fascina. O sea. Halcones) y muuuuucho más adelante, en la segunda saga psi-cambiantes, sé que hay un clan de osos en Rusia. OMG, el hype.

Esas son características a rasgos generales de los cambiantes. No hay que olvidar que aunque tienen parte animal, son personas, cada uno de su padre y de su madre y especiales a su manera. Y como con todo, a algunos los amas y a otros solo los quieres un poquito. Porque los muy jodíos se hacen querer de una u otra forma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s